Gracias Por Sus Visitas

miércoles, 24 de marzo de 2010

Shuriken-Jutsu

Es el arte de las armas arrojadizas de diferentes formas desde cuchillos de diferentes tipos hasta herramientas de acero. Era muy utilizada por algunos Bushi, Samurai, Yamabushi y Ninjas. De pequeñas dimensiones estas herramientas eran arrojadas en grupos y podian ocasionar graves heridas, algunas veces les untaban veneno en las puntas, existen varios tipos: Shaken, Shuriken, Bo-shuriken, Fukumi-bari, etc.

Dentro de la Shito-kai se estudia la escuela Shingetsu-ryu Shuriken-jutsu proveniente de Seiko Isamu Fujita de la Koga-ryu Wada-ha Ninjutsu, la cual se especializa en el Bo-shuriken este era una varilla de hierro ó acero afilado por una punta ó por las dos, su utilidad consistía en lanzarlo al rostro (ojos, boca ó garganta) ó al cuerpo del enemigo con el fin de clavarlo como un cuchillo; el bo-shuriken estaba influenciado por el Tokko ó Vajra hindú, utilizado por los monjes budistas como arma para golpear a los kyusho y como arma para lanzar. Su longitud oscilaba entre 15 y 20 cm. También eran utilizados de forma que se sujetaba con la mano como si fuese un Tokko ó Yubi-bo (palo de 15cm.) para herir y cortar con las puntas que sobresalían usando técnicas de kentsui/ tetsui y shitoken.

Un experto que destacó en el uso del Bo-shuriken fue un Samurai que vivió durante el periodo Edo (1603-1867), llamado Miyagi, famoso por la velocidad en que lanzaba sus bo-shuriken.

Uno de los maestros que siguió la práctica de esta técnica fue el maestro Isamu Maeda, que aprendió esta técnica en China durante la última guerra. Antiguamente las mujeres utilizaban como bo-shuriken ciertos útiles de autoprotección, entre estos estaba el Kaiken (pequeño cuchillo) y el Kanzashi (gran horquilla afilada) que servían para sujetarle el moño y al mismo tiempo les servían de decoración. Estos alfileres grandes de madera o metal eran generalmente dobles, siendo de 12 a 20 centímetros de largo. Los Kaiken a veces eran lanzados a corta distancia y los Kansashis tenían en los extremos venenos para matar rápidamente a la victima.